15 abril 2010

*ciudad*

Se desgarran girasoles
por las gargantas del precipicio
la última borona de pan.

Los trozos de cemento

abren sus venas
dejan escapar vestigios infantiles

amarrados a miradas de velos.

3 comentarios:

wílliam venegas dijo...

Qué curioso. No sé ni cómo llegué a este blog. Estaba arreglando algo en mi blog. Lo bueno es que llegué. Percibo imágenes líricas que buscan ser conceptos en pocas palabras y en la riqueza, pues, de la imagen misma. Creo que volveré... pues sí, estaré viniendo, a ver si siempre hay en el epejo alguna mariposa.

Cari dijo...

me alegra q encontraras esta mariposa...gracias por el comentario! espero seguir leyendote por aca

Cari dijo...

agradecere las criticas pues con ellas espero mejorar...asi que gracias por las que me llegues hacer en proximas visitas a mi rinconcito de letras virtual