01 julio 2010

una vez enamorada


Mientras florecen
alfileres del buche
de los cuervos,
de la aguja
brota una lágrima
para tejer los cristales